26 feb. 2013

(in) Coherencia


Ayer, de camino a casa al ritmo tintineante del hierro suelto de mi bici y la cadencia amable de la voz que me acompañaba, me venía planteando una serie de preguntas que me gustaría compartir con vosotros. Preguntas que han desembocado en reflexiones que mal le van a pesar a los dioses del capitalismo, y que con alegría amarga me la traen al pairo, blasfema y pagana que soy aun sometida a sus dominios. Voy a intentar sintetizar mi pensamiento caótico con un hilo conductor que plasmaré con el tema "coches". En esta ocasión las cifras son menos importantes que el mensaje de fondo, porque los números dicen menos de lo que vais a poder apreciar con vuestros propios ojos, pero os las dejo igual, porque valen la pena. Empiezo con mi disertación verborreica del día; pasen y vean, ladies and gentlemen, pónganse cómodos y abróchense los cinturones!

En 2009, China produjo más de 13 millones de coches. 13.790.994, para ser exactos. Japón casi 8 millones, seguidos de EEUU y Alemania, que se situaban ya por encima de los 5 millones. Según datos de la OICA, la suma mundial total de vehículos (no sólo coches, sino también vehículos comerciales tipo furgonetas, camiones, remolques, etc.) producidos en el 2011 rondó los 80 millones (http://oica.net/category/production-statistics/). Aparte de esto, mirad lo que he pescado por la red:

"En 2010 la producción mundial de automóviles se situó alrededor de 74 millones de unidades, lo que se traduce en un incremento del 23% en comparación con las cifras de 2009, según un informe de Ernst & Young sobre el sector de automoción"
http://www.elmundo.es/elmundomotor/2011/02/14/empresa/1297703763.html
"En 2012 la producción mundial de automóviles se elevará a 79,4 millones de unidades, lo que supondrá un incremento del 6,3% en comparación con los 74,7 millones de unidades contabilizados en 2011, según un informe sectorial de PwC."
http://www.elmundo.es/elmundomotor/2012/01/16/empresa/1326738748.html

"La producción de vehículos en las plantas españolas sumará el próximo año 2013 2,2 millones de unidades, lo que supondrá un aumento del 11% respecto al 2012 según estimaciones de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac)" http://www.elmundo.es/elmundomotor/2012/12/26/empresa/1356534808.html

"Las previsiones para el 2013 indican que en China se fabricarán alrededor de 19,6 millones de automóviles, frente a los 18,3 millones que se producirán en Europa"
http://www.cadenadesuministro.es/noticias/uno-de-cada-cuatro-vehiculos-fabricados-en-el-mundo-en-2013-sera-chino/

Bien. Antes de que os sigáis preguntando de qué va todo esto (¿Te has vuelto loca ya? -Me preguntáis- ¡Ya os he dicho que si! -Os respondo una vez más-), ya voy llegando a donde yo quería, no os preocupéis. Las cifras nos sitúan por tanto en casi 80 millones de coches. Anuales. Y subiendo. Aun considerando sólo los últimos 3 años (2010, 2011, 2012) y excluyendo al 2013, por jovenzuelo, nos colocamos en un total de unos 240 millones de coches (redondeando a la alta, si; podemos dejar la estimación en unos 200 millones para que no nos pueda acusar nadie de alarmistas ni sensacionalistas y santas pascuas, si lo preferís; a vuestras preferencias mentales dejo la elección).

"En el mundo hay un vehículo cada siete personas. Eso asegura una investigación de Ward, que analiza los informes de población de cada gobierno, los registros de vehículos y las tendencias históricas. Sus datos arrojan un número total de vehículos en funcionamiento de más de mil millones de unidades en 2010. El aumento es del 3,6% desde el año 2000http://noticias.coches.com/noticias-motor/cuantos-coches-hay-en-el-mundo/41907

Ya hemos superado los 7 mil millones de personas en el mundo, y como habéis podido leer hace ya 3 años se estimó que había un vehículo por cada 7 personas. Actualmente debe de haber bastantes más. Y no voy a hablar de teléfonos, ordenadores, cacharros electrónicos varios, ropa, caprichos, bla, bla, bla.  Si tenemos en cuenta otros datos menos mecánicos que afirman que el 20% de la población mundial retiene el 90% de las riquezas totales, que casi 3 mil millones de personas sobreviven con menos de dos dólares al día, que uno de cada cinco niños no tiene acceso a la educación primaria o que todos los días mueren hasta 30.000 niños por causas evitables... En fin. Y no voy a tocar cuestiones medioambientales, ecologistas ni de desarrollo sostenible. Hoy no vengo con moralejas ni sermones más allá de los que pueda haber dejado implícitos; os dejo con el realismo distante de los datos y las estadísticas, que ya es bastante, y que cada uno los use como mejor le parezca. Aunque sí que os animo a preguntaros qué necesitáis realmente, y a plantearos por qué. Si queréis profundizar en estos datos, hay referencias al respecto en muchísimas páginas, pero os recomiendo el Banco Mundial (http://datos.bancomundial.org/tema/pobreza), o también podéis decírmelo y estaré encantada de despotricar para vosotros en entradas venideras. Y recordad,



"La información es poder"

F. Bacon



17 feb. 2013

Oda al cegato.


A ti, miope, que no ves un pijo (ni aun al caballo de Ralph Lauren montado). A ti, que no ves tres en un burro, ni tres camiones con burros. A ti, si de hecho podrías confundir a los burros con los camiones. A ti, gafiruli, cuatrojos, cegato, rompetechos; a ti, gafotas, que te levantas por las mañanas y antes de poner los pies en el suelo ya tienes las manos sobre las gafas. A ti que no me ves si no es a través de unas lentes, aun si pupilentes. A ti que a través de hasta los más sucios cristales has aprendido a mirar. A ti que quizás has sufrido el infarto de corazón junto a los cristales rotos y la ira de tu madre furibunda. A ti que aguantabas con resignación los colirios y con orgullo lucías pupilas ciclópeas. A ti que aliviado y con ilusión recibiste la noticia de aquellos nuevos cristales reducidos y antireflectantes que te libraban de usar culos de botellas. A ti te quiero ver, Bartolo. A ti te veo.

Sin embargo a ti, que llevas gafas con cristales sin graduar, o aún peor, sin cristales, ni verte quiero. Y si te veo que sea para presenciar como te chocas contra alguna farola porque el grosor de la montura de tus gafas de adorno a la última moda te haya quitado la suficiente visión periférica como para que yo disfrute del suceso. Me quito las gafas en tu presencia para borrarte de mi vista, gafapasta de inmerecido renombre. A ti no, por absurdo y borrego desagradecido a la vida y la vista.

Pero a ti, mi querido cegato, a ti te diré algo: Ojos que no ven, lentes divergentes o convergentes con mayor o menor grosor que suplirán su defecto. No estás sólo, tienes gafas (así, en eterno plural, que acompañan más). Dicen de los ojos que son ventanas que dan al alma, y tú, mi querido defectuoso de la retina, tienes la opción de ponerle unas buenas cortinas. Aprovecha.



"Cierra los ojos y verás"

P. J. Joubert


16 feb. 2013

Just one more story among the stars.


07:00 UTC, Rigel.

Mientras la mente buscaba soluciones a velocidades de vértigo, el estómago se encogía ante la inminente despedida, imposible de eludir. El reloj contaba los minutos. Las alarmas se disparaban en su labor bienintencionada recordando la proximidad del vuelo, las olas rompiendo en la orilla de las pestañas. Un suplicante “Vente conmigo” cae en susurros entre los besos, y tras el salto de pértiga de los corazones al galope, un esperanzado “si” responde en la oscuridad, confiando en la veracidad de la súplica. Se besan.


13:00 UTC, Aldebarán.

Al cabo de unas horas bajan de la nave cogidos de la mano, cansados, sonrientes, victoriosos habiendo derrotado al tiempo (ilusos a contrarreloj). Bajo las sonrisas se esconde la amargura leve que predice ya el siguiente asalto. La distancia que salvan sus manos la ensanchan los minuteros, que aun lentos, corren. Al otro lado del mar, se besan.

Los días antes del siguiente adiós se acaban con violencia los besos a orillas del mar. Las olas rompen con fuerza, desbordándose las dudas en tormentas. La realidad es irreal, y aún más incierta que la fantasía, emerge y destruye el escenario del teatro. Ardiendo el telón, termina la función. Bajo las cáscaras vacías de las ilusiones rotas asoma la verdad, blanca como la nieve. El sol de la mañana abrasa la piel, ya azul. Hace frío.

Días después, ella cruza los mares de nuevo, en sus manos vacías el corazón lleno.


00:00 Hora Zulu, La Tierra.

Fundiendo la nieve las estrellas quedan los besos rotos a las orillas del mar.
El informe reza que la matriz extracelular regeneró correctamente el tejido del miocardio.





"No quedará en la noche una estrella. 
No quedará la noche. 
Moriré y conmigo la suma 
del intolerable universo. 
Borraré las pirámides, las medallas, 
los continentes y las caras. 
Borraré la acumulación del pasado. 
Haré polvo la historia, polvo el polvo. 
Estoy mirando el último poniente. 
Oigo el último pájaro. 
Lego la nada a nadie."

J. L. Borges